Sistemas alternativos de siembra: cultivos hidropónicos

May 5, 2021 | Agricultura

Si estás interesado en desarrollar tu propia huerta en casa, pero cuentas con poco espacio, o crees que no tienes el área suficiente, el sistema de cultivo hidropónico es una excelente opción para ti, ya que no requiere suelo para su crecimiento y es posible establecerlo en pequeños espacios.

 

¿Qué es el cultivo hidropónico?

Su nombre proviene de las palabras griegas hýdōr (agua) y ponos (labor). Esta técnica o método de cultivo sin suelo, puede llegar a incluir una amplia gama de sistemas, en los que el suministro de agua y nutrientes, es esencial para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Este proceso se realiza mediante la administración de una solución nutritiva, es decir, agua + nutrientes disueltos en ella.

 

En la antigüedad, la hidroponía era solo un arte que consistía en saber cómo cultivar plantas en agua. Sin embargo, los cultivos hidropónicos fueron redescubiertos en los años 30 del siglo pasado, y se han venido mejorando en muchos aspectos hasta convertirse en técnicas reales y lograr resultados eficientes y ecológicamente sostenibles. No en vano, cada vez escuchamos hablar más sobre jardines urbanos y/o verticales, incluso sobre paredes verdes que cubren edificios completos con sistemas hidropónicos.

 

Tipos de cultivos hidropónicos

Los cultivos hidropónicos pueden dividirse de acuerdo a la tecnología empleada, es decir, alta tecnología, media tecnología y baja tecnología (o simplificada).

 

Los de alta y media tecnología suelen implementarse en invernaderos de última generación, con sistemas altamente automatizados y eficientes para gestionar el clima (temperatura, humedad relativa, riego, entre otros.), así como la solución de nutrientes.

 

Por su parte, los cultivos de baja tecnología, a menudo utilizan materiales reciclados y de muy bajos costos. Usualmente es el tipo de sistema que podríamos desarrollar desde casa.

 

 

Ventajas del cultivo hidropónico

  • Gran aumento en la cosecha que, sobre todo, se debe al mayor desarrollo del sistema radicular.
  • Reducción del ciclo vegetativo, lo que minimiza los tiempos de cultivo y se produce a su vez un ahorro energético.
  • Aprovechamiento de todo el potencial de la planta.
  • Se controla la nutrición de la planta en su totalidad.
  • No se requieren grandes áreas para cultivar.
  • Ahorro hasta del 70 % del recurso hídrico.
  • Bajos costos de producción en hortalizas.

 

¿Qué puedes cultivar a través de la técnica de hidroponía?

En realidad, puedes cultivar cualquier tipo de hortalizas, plantas aromáticas y algunos frutales. No obstante, es importante aclarar que se desarrollan mejor las hortalizas de hoja, tales como lechugas, acelgas, cebollas, espinaca, entre otras, así como frutales como las fresas.

Si deseas conocer un poco más sobre los sistemas alternativos de siembra y el método hidropónico, no dudes en escribirnos al correo: ambiente.c3@sabaneta.gov.co

Ir al contenido