¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir mi animal de compañía?

Jun 18, 2021 | Animales de Compañía

Si estás pensando en adquirir animales de compañía, o eres uno de los afortunados que ya cuenta con ellos en el hogar, es importante que conozcas algunos aspectos sobre la tenencia responsable. Además, debes tener en cuenta sus necesidades y tus posibilidades para suplirlas.

¿Cuáles especies son consideradas como animales de compañía?

Es importante señalar que cuando se hace referencia a los animales de compañía, no se engloban aquellos que están catalogados como animales domésticos. En ese orden de ideas, solo se consideran animales de compañía a los perros y gatos. Estas dos especies pueden convivir con el ser humano, al punto de desarrollar una relación afectiva y de dependencia bilateral.

La tenencia responsable de los animales de compañía se podría definir como la condición bajo la cual una persona acepta y se compromete a asumir una serie de derechos, deberes y obligaciones, enfocadas a satisfacer las necesidades físicas, psicológicas y ambientales de su animal; así como a prevenir los riesgos que dicha tenencia pueda generar a la comunidad o al medio ambiente, bajo el marco jurídico de la legislación pertinente.

Así las cosas, tanto el Estado como la sociedad, tienen la obligación de: asistir y proteger a los animales con acciones diligentes ante diferentes situaciones que pongan en peligro su vida, su salud o su integridad física; y abstenerse de realizar cualquier acto violento o de maltrato contra los animales. Adicionalmente, tienen la responsabilidad de tomar parte activa en la prevención y eliminación del maltrato, crueldad y violencia contra los animales, y denunciar aquellos infractores de las conductas señaladas.

El animal correcto para la familia correcta: necesidades vs posibilidades del propietario

La adquisición de un animal de compañía, además de un hecho consciente, pensado y concertado, es un proceso que debe ser cuidadosamente realizado, teniendo muy en cuenta diferentes aspectos, tanto del animal como de nuestras capacidades y posibilidades. A continuación, te compartimos algunos de ellos:

  • Tamaño y necesidades espaciales del animal
  • Raza y comportamiento.
  • Los animales de compañía son seres sensibles que tienen necesidades propias
  • Los animales de compañía son altamente dependientes de los seres humanos
  • La presencia de los animales de compañía puede producir beneficios para los seres humanos en el ámbito de la salud, sin embargo, también es posible que traiga consigo perjuicios, bien sea por una patología u alergia. Así mismo, siempre que no se respeten los principios de una tenencia responsable, puede representar inconvenientes para el medio ambiente, otros animales y bienes materiales.
  • Dinámica del hogar

En la medida en que seamos conscientes de lo que implica una tenencia responsable de animales de compañía, el bienestar y la protección animal será una realidad.

Ir al contenido