Fecha

Ene 28 2021
¡Caducado!

Hora

Todo el día

Día Mundial por la Reducción de CO2

El calentamiento global es un problema que nos afecta a todos. El aumento de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), cuyo principal exponente es el dióxido de carbono (CO2), hacen que la temperatura de nuestro planeta aumente progresivamente. La gran concentración de estos gases en nuestra atmósfera intensifica el efecto invernadero. La pérdida de biodiversidad es una de las principales consecuencias.

Actividades como la creación de sumideros de CO2, el fomento de la movilidad sostenible y el consumo responsable de bienes y servicios son gestos que mejoran nuestra calidad de vida y el futuro de nuestro planeta. Si promovemos acciones sostenibles, reduciremos el impacto ambiental de nuestra actividad y contribuiremos a tener un entorno más sano.

¿De dónde vienen esas emisiones?

Hasta la fecha, estos gases contribuyen a problemas de calidad ambiental y de salud a diferentes escalas (escala global, escala regional y escala local). Existen diferentes fuentes de emisiones contaminantes, las cuales se clasifican según su origen, ya sean naturales (vegetación y volcanes) o antrópicas; donde esta última se subdivide en fuentes fijas (de actividades industriales, actividades agrícolas y generación de energía eléctrica) y fuentes móviles conocidas como aviones, barcos, autobuses, trenes, automóviles.

¿Qué efectos provocan?

Es importante señalar que el tráfico rodado tiene una alta contribución a la concentración de gases, debido a que el nivel en el que se genera la emisión es cercano al suelo y por lo tanto a la altura del tracto respiratorio de las personas, afectando directamente sobre la salud humana.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, neuropatías crónicas y agudas como: asma, cáncer de pulmón, entre otras enfermedades respiratorias.
Otro efecto negativo de las emisiones y en general de los gases que se emiten a la atmósfera, es el calentamiento global del planeta, las lluvias ácidas y la acidificación de áreas, provocando la degradación de los ecosistemas.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido